TERAPIA FAMILIAR

El programa de Familia se lleva a cabo en todos aquellos casos en que la problemática de un miembro de la estructura familiar, afecte al crecimiento y bienestar del resto de la familia y en aquellos en los que se requiere a la familia para acompañar y apoyar de un modo específico al miembro que presenta el problema para ayudarle de una forma constructiva y sana en la resolución del mismo.


Consideramos la  familia como un todo a través del que vamos fraguando y construyendo la base de nuestra forma de relacionarnos con nosotros mismos y con el mundo. La estructura familiar y su funcionamiento nos dan las claves que nos permiten identificar las causas de muchos de los síntomas que aparecen en los miembros de la misma. Por esto, en algunos casos, no trabajamos con el problema o individuo aislado, sino que proponemos un trabajo de familia.


Tratamos de investigar el origen del conflicto a través del análisis del funcionamiento de la estructura familiar en conjunto, y de cada individuo por separado. El objetivo es hacer visibles los roles que ocupa cada uno, los mecanismos de defensa, los vínculos establecidos y las necesidades no cubiertas que hay debajo del problema o conflicto. Una vez analizada la estructura y ubicado el problema, emprendemos con la familia el camino hacia el cambio facilitando la información y herramientas necesarias para conseguirlo.


El trabajo con familias ocupa muchos ámbitos:


-Cuando la problemática la trae un niño pequeño o preadolescente: fracaso escolar, obsesiones, fobias, ansiedad, problemas de conducta, de alimentación, de sueño…


-Cuando la problemática la trae un adolescente ó joven-adulto: problemas de convivencia familiar, adicciones, fobias, ansiedad, obsesiones, depresión…


-Cuando algún miembro adulto de la familia tiene un problema y el resto no sabe cómo afrontarlo: depresión, adicciones, problemas sociales, obsesiones…