MEDITACIÓN

 

La meditación es un método que lleva siendo utilizado desde hace miles de años por diferentes culturas. Para mi es vivir plenamente en el aquí y el ahora, ya que es una forma de parar y conectarnos con nuestro yo interior y con el resto del mundo, trascendiendo de esta manera la realidad observable y mejorando el conocimiento de uno mismo.

 

Al meditar alteramos nuestro estado de conciencia, desocupando nuestra mente de pensamientos y consiguiendo experimentar un profundo estado de calma y tranquilidad.

 

La meditación va más allá de técnicas como la relajación, visualización o concentración, ya que aunque se utilizan en algunos tipos de meditación como ayuda inicial, la mayoría de las veces surgen como consecuencia de estar en un estado meditativo.

 

Actualmente se ha demostrado que la meditación tiene numerosos beneficios para la salud, ya que consiguiendo una buena salud mental influye sobre el estado fisiológico del organismo. Entre los beneficios más destacados están: reducir los niveles de estrés; mejorar el estado de ánimo; aumentar la capacidad de concentración, niveles de creatividad y memoria; mejorar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico y nos ayuda a desconectar la mente.

 

A la hora de meditar es mejor que no intentes “dejar la mente en blanco”, porque conseguirás el efecto contrario. Hay que dejar que tanto los pensamientos, como imágenes que puedan acudir a tu mente, pasen de largo, y para ello, te puedes centrar en tu respiración.

 

No necesitamos tener unas condiciones específicas para entrar en un estado meditativo, ya que ¡¡podríamos hacer una meditación de cada cosa que hacemos sólo con poner toda nuestra atención en lo que estamos haciendo, sin juzgar, sin analizar, simplemente haciendo!!

Aunque hay muchos tipos de meditaciones, yo realizo meditaciones guiadas, en las cuales te voy conduciendo mediante relajación, visualización y concentración para que te conectes con tu yo interior y que después tú puedas continuar libremente.